martes, 30 de octubre de 2012

Mis insaciables ganas de escribir siguen ahí, escondidas en algún rincón de mi cabeza o corazón. Llenar folios sin sentido alguno es una necesidad, dejar que mi cabeza diga todo lo que siempre calla, dejar que mi corazón deje en el papel todo lo que siente. Paginas que reflejan tristeza tras dejar todas esas palabras en ellas, tristeza por desamor; sufrimientos plasmados en tinta. Otra cosa no pero escribir es algo que sale solo si de verdad sientes algo indescriptiblemente fuerte.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada