jueves, 18 de abril de 2013

Injusta vida. Intentas ser feliz, crees que lo eres y cuando menos te lo esperas te llevas las sorpresas más desagradables. Aquí los buenos sufren y los malos van contentos, cualquiera diría que es el mundo al revés. Cuando más necesitas a los que dijeron que estarían a tu lado más te das cuenta de lo solo que te puedes llegar a sentir. Para seguir solo toca recordar que el dolor es inevitable pero el sufrimiento es opcional. Aunque hay veces que la opción de sufrir es inevitable tanto como el dolor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada