lunes, 28 de abril de 2014

Quizá hay cosas insuperables en esta vida, recuerdos que duelen para siempre, historias que te marcan de por vida... Dicen que el tiempo todo lo cura pero detrás de las heridas quedan cicatrices, cicatrices que aunque no sangren si las tocas siguen causando dolor. Llega un momento en que solo te toca ser fuerte por obligación y dejar a un lado el corazón, los sentimientos pierden importancia a medida que se repiten las decepciones. Lo peor de amar es tener que olvidar; igual que lo peor de dormir, tener que despertar. La vida son etapas, algunas demasiado largas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada