sábado, 4 de julio de 2015

La aventura de 2015

Para gran aventura o experiencia, llámalo como quieras, mi año 2015 entero. Y escribo esto sin haberlo terminado aún. Empiezas el año pensando que va a estar lleno de sorpresas agradables y te cruzas con una gimcana de retos a superar, algo comparable con las aventuras de un videojuego... En menos de dos meses me han dado ataques raros, he ido en ambulancia, me han operado de la cabeza, me he tomado más pastillas que en toda mi vida, me han pinchado mil y una veces... En unos meses me he visto dar un cambio brutal, físico y psicológico, he experimentado cambios de humor y emocionales brutales... Nunca había experimentado lo que es el miedo de verdad hasta la media hora antes de entrar en quirófano, desde ese día sé lo que es realmente temblar de miedo. Nunca me había mirado todos mis problemas vividos desde fuera, cosa que les quita importáncia a muchos de ellos. Nunca había pasado tanto tiempo ingresada en hospitales. Nunca había hablado con un psiquiatra. Nunca me había parado a pensar en lo valiente y fuerte que puedo llegar a ser y en poco tiempo lo he tenido que comprobar a la fuerza. Creo que para madurar de verdad toda persona debería experimentar algo duro y no cuatro problemas tontos a los que das mucha importancia si nunca has pasado por algo así como el síndrome de Cushing. Puedo decir que me ha pasado de todo y aún no he terminado con ello. Y todo esto hay que vivirlo para comprenderlo... Son experiencias que te hacen cambiar la forma de verlo todo, aventuras que te hacen cambiar a ti. 


'¿La vida un chiste o una putada? No sé...'
                        Nach - Urbanologia

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada