domingo, 30 de octubre de 2016

A mi tercer abuelo

Día soleado pero ya no estás.

La vida no es justa y parece serlo menos con las buenas personas. Eras de esa clase de persona que cuando la tienes cerca te aporta tranquilidad; nos veíamos poco quizá, pero siempre te he querido mucho. No te merecías irte tan pronto, has luchado hasta el final, quisiste intentarlo pero no funcionó, aquí todos te vamos a hechar mucho de menos y te recordaremos siempre como la gran persona que has sido. Me gusta pensar que la gente nunca muere, siempre y cuando sus personas cercanas lo recuerden, para nosotros no has muerto, tan solo te has ido lejos... Y yo quiero que sepas, allí dónde estés, que has sido como mi tercer abuelo. Te quise y te seguiré queriendo.

A. Masip

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada