miércoles, 19 de junio de 2013

No luchar es de cobardes dicen pero encuentro más cobarde no saber dejar de hacerlo por algo que realmente sabes que es imposible. Llega un momento en el que te das cuenta que por muchos esfuerzos que pongas en algo si no puede ser nunca será, aunque tengas ganas de intentarlo lo único que consigues es una caída tras otra, cosa que provoca que constantemente no dejes de sufrir. Es por eso que se podría considerar valiente también a aquella persona que sabe abandonar a tiempo algo antes que ese intento imposible la termine destruyendo a ella misma.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada