jueves, 21 de noviembre de 2013

Lugar ordenado en su própio desorden. Aquí has querido entrar tú, nadie te ha llamado, ahora que andas por estas estancias ten cuidado de no cortarte con los pedazos de corazón roto esparcidos por el suelo o de no resvalar con las lágrimas vertidas en él. Lugar misterioso. Lugar que algo de misterio esconde pero donde es complicado encontrar un espacio donde no aburrirse o cansarse; si ves por aquí un sitio para ti, quédate, hay mucho espacio vacío. Lugar tranquilo. Nadie te va a obligar a seguir descubriendo este lugar. Si vas a quedarte eres bien recibido, si vas a ensuciar más todo esto mejor vete por donde has entrado.  Lugar silencioso, lugar lleno de dudas, lugar lleno de amor, lugar lleno de sombras, un simple lugar. Bienvenido a mi tan frío como dulce hogar; bienvenido a mi tan amado como odiado mundo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada