jueves, 19 de enero de 2017

Hechos reales

Cuando quieres a alguien más de lo que esa persona te quiere a ti, se pasa mal. Cuando ves que esa persona quiere a otra gente como tú la quieres a ella pero no tanto a ti, duele. Esforzarte por cuidar la relación con una persona para que te aprecie tanto como tú a ella y que no dé resultado el esfuerzo, acaba por destrozarte. Lo he vivido y cuando pasa tienes dos opciones: o te rompes en silencio o acabas siendo frío como un iceberg con los siguientes. Nunca entenderé la gente que se cierra a querer solo a un número determinado de personas, tampoco entenderé la gente que hace de sus relaciones una pirámide de preferencias.

'Si me ves volver será para arrancar del labio la mordaza'
                                                               -Rayden

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada