domingo, 21 de julio de 2013

Cualquier amor no imposible está evocado al peor de los fracasos.
Recuerda que todo lo que empieza, acaba;
por contra, lo que nunca podrá empezar, nunca podrá terminar.
Querer sin esperar correspondencia,
desear felicidad aunque sea sin mi.
Amor por imposible que sea sigue siendo amor.
Más valiente es querer en silencio que gritar palabras al cielo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada