domingo, 29 de diciembre de 2013

20thirteen

El cambio de año que viene a ser un día más como todos los otros, todos lo usan para hacer balance de lo bueno y lo malo que ha pasado. Entonces es cuando me paro yo también a pensar y veo que mi querido 2013, el que debía ser mi año ha estado uno de los mejores años, sin ninguna duda; con cosas malas, como todos, pero las buenas las han superado.

Puestos a resumir y recordar... Pasar todo el año estudiando algo que de verdad me gusta, aprendiendo cosas nuevas y viviendo nuevas experiencias en algo que de verdad me llena ha ayudado mucho a mejorar el año anterior; seguir teniendo el apoyo de mi familia y amigos en los malos y buenos momentos; disfrutar de viajes perfectos por preciosas ciudades; haber conocido mejor a personas que solo eran conocidos... Aunque habrá cosas que me quedo sin entender, situaciones que deberían haber sido distintas y momentos que se podrían mejorar; pero el pasado atrás queda y algo mejor pasará.

Buen momento para agradecer a los que siguen ahí día tras día, y a los que han ido apareciendo y han pasado a formar parte de mi mundo; darles las gracias por aguantarme y por seguir a mi lado.

En definitiva, hay momentos, y no son pocos, de este 2013 que no voy a olvidar nunca; cosas que me han marcado y que siempre quedaran guardadas entre mis recuerdos. Al acabar este año puedo decir que todo es igual y todo es distinto; lo que debería seguir ahí sigue, y yo he pegado un cambio notable en doce meses, un año atrás no me veía como estoy ahora, ni en lo bueno, ni en lo malo. Decepciones me he llevado, y es normal; cambiar he cambiado, un montón; llorar he llorado, y no poco; pero aprender he aprendido; disfrutar he disfrutado; así que:

Gracias 2013, bienvenido 2014.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada