miércoles, 25 de diciembre de 2013

Su mirada

Eran los ojos más preciosos que él jamás había visto, esa mirada se le gravó en la mente pero no por su bello color café en los ojos, nunca iba a olvidar esos ojos ya que eran más frágiles que el cristal, brillantes como un diamante y tantos sentimientos reflejaban... Jamás una mirada había llegado tan al fondo de un corazón, ni unas pupilas habían mostrado tanto amor sin la necesidad de unas palabras.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada