martes, 24 de diciembre de 2013

Triste y Feliz Navidad

He adorado siempre estas fechas desde niña, esos días que tienen ese toque alegre, incluso mágico; llamadme infantil e inocente. Puede que me sigan gustando por recordar la alegría de ser un ignorante niño o por ver juntos a todos aquellos que durante el año no ves a menudo, pasar el rato en família... Las calles heladas, las luces de colores y árboles adornados... Solo me faltaría una buena nevada. Respecto al gran odio que tienen muchos a estas fiestas, yo solo encuentro lo negativo en el gran consumismo que llevan implicitas, al materialismo y a la superficialidad que muestra nuestra sociedad; quitando esto esta época del año es el reflejo de mi manera de ser. Y no hay tiempo mejor para pensar en todo, recordar y resumir en pocos días tantos sentimientos. Aunque siempre queda la parte triste, el recordar quién ya no está aquí y sentir en la mesa los problemas que tienen algunas de las personas que más quieres... Duele que justo un 25 de Diciembre tenga siempre en la memória a mi padre contando que mi abuela se fue al cielo, persona que conocí pocos años y ahora me gustaría tener tan cerca, no hay día de Navidad que no pierda una lágrima por ello. A pesar de todo, no hay quién me quite el espíritu navideño, sonrisa y a disfrutar de días tan especiales para lo bueno y para lo malo.

Triste y Feliz Navidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada