martes, 25 de febrero de 2014

Verdades como puños

Te engañan, te mienten, te hieren, aún así eres tú quien sufre, la culpa es tuya y lo que sientes no importa un carajo. Lugar donde para ser feliz parece que debes ser un insensible y un individuo egoista entre toda esta gente. Digo 'gente' porqué considerar persona aquel ser que actua en contra de sus ideales por el maldito 'qué dirán' debería ser el mayor de los crimenes. Aquí tienes que tener el corazón de piedra para no ser lastimado, debes ser el mayor de los cabrones para que no te pateen como a una piedra en el camino. Te paras a observar como la gente se regala un 'te quiero' como quien suelta un gapo y te planteas si aquí alguien entiende lo que es el concepto 'amor'. Contemplas como otros venden su dignidad para ser 'algo importante' en la vida y te planteas si aquí alguien entiende de verdadera felicidad por lo que haces con tu vida. Ves a esos que a los dos días después de follar ya se dicen 'te amo' y te entran ganas de reír de pena, pobres engañados. Será que está mal visto querer de forma altruista en esta sociedad y que lo que importa es solo lo que salta a la vista, aquí valen más tropecientos 'me gusta' en facebook que tres lágrimas sinceras, aquí el bueno es el que sufre y el malo el que se luce. Sociedad en que las cosas no deben ni afectarte, aquí todo es joder y seguir adelante. Llegué al punto en que por no sangrar manché papeles con mis propios sentimientos, ahí marcados en tinta sobre blanco, ahí se quedarán antes que ser regalados a quien nunca los merece o al que los desperdicie. Viajé a mi mundo en que escuchar música es alejarse de toda esta mierda. Digo 'mierda' porqué no llega a merecer otra palabra. Ya soy más de escribir, callar, mirar, disfrutar cada detalle si alguna vez existe alguno; ¿aquí los que sienten son los cobardes, los débiles...? A mi ya me la suda, prefiero ser yo mismo que seguir a todo el mundo; prefiero ser criticado antes que ser una asquerosa copia de toda esta mierda que llaman personas. Me río al ver hablar de sentimientos a piedras andantes, al ver presumir de amor y felicidad a gente asquerosamente superficial, me río de todo este mundo que creemos poseer cuando en realidad nos tiene poseídos a nosotros. Si entre esto no encontráis verdades como puños quizá entráis en mi lista de 'gente que no llega a persona'.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada