jueves, 23 de agosto de 2012

Contemplando día a día como todo va cambiando, que el pasado ya no existe y el presente va olvidando lo soñado. Los recuerdos ya no duelen solo causan esa nostalgia que con tan solo intentar borrarla se desvanece. Todo principio tiene un fin y el sufrir no es excepción. Poco importa ahora el antes; ayer vivido y mañana por llegar. Sufrimiento soy capaz de soportar pero sin un fin concreto es una pérdida de tiempo, y ya que dicen que el tiempo es oro no lo voy a regalar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada