viernes, 24 de agosto de 2012

Nunca pensé que en pocos días lograría volver a ser el yo de hace meses. Podrán decir que he cambiado, quizá si pero por mi bien. Si me rindo en algo es en sufrir, me he cansado de pasarlo mal por motivos insignificantes e incluso por personas que ni se interesan por mi. Llevaba tiempo pidiendo un tiempo para mi, para olvidarme de todo y poder pensarlo todo más tranquilamente; y así de útil que me ha sido; a parte de enamorarme aún más, si era posible, de la cultura americana y conocer nuevas ciudades, he vuelto a comprobar qué es eso de sentirse feliz. A partir de ahora mi felicidad va a seguir dependiendo de otras personas pero el truco está en dar a cada persona la misma importancia que te da a ti. De ahora en adelante lo que tenga que pasar pasará y no voy a perder más tiempo en darle vueltas a todo. No me va a ser fácil pero lo pienso conseguir, me quedo con el 'intentar ser feliz' que tampoco necesito mucho para serlo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada