viernes, 27 de julio de 2012

Después de la tormenta siempre termina saliendo el sol, aunque llueva durante días y días, las nubes terminan por desaparecer tarde o temprano. Mínimo que alguna vez en te has sentido diferente al resto del mundo, has aguantado que nadie te entienda y has soportado que todo te vaya al revés, también has querido desaparecer más de una vez, darlo todo por perdido y rendirte definitivamente. Después de sentir eso piensas en que todos queremos felicidad sin sufrimiento pero, si te paras a pensar, no se puede tener un arco iris sin un poco de lluvia. Sigo sin creerme que si le sonríes a la vida ella te sonría a ti, ya que los palos te los llevas quieras o no, otra cosa es como te los tomes; de cada error algo se aprende y con cada lágrima te haces más fuerte. Ya me he hecho a la idea que de justa la vida tiene poco pero, quitandole importancia a esto, quizá no tenga todo lo que quiero pero quiero todo lo que tengo. Y cuando lo has pasado mal, sea por lo que sea, una vez has aprendido lo que vales, es hora de seguir para conseguir lo que de verdad mereces.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada