martes, 27 de diciembre de 2011

Aprende a poner comillas...

Ahora que vas a empezar un nuevo año planteate algo... empieza a distinguir entre un amigo y un "amigo". Un amigo de verdad es aquel que, a pesar de no verlo demasiado quizás, sabes que siempre que lo necesites va a estar ahí; es aquel que le puedes pedir un favor y no te va a buscar excusas para no ayudarte; es aquel que siempre te va a sacar una sonrisa cuando te vea mal... Y un "amigo" es aquel que te pone buena cara delante tuyo pero no va a mover un solo dedo por ti, no va a tener el mínimo detalle de defenderte ante nadie y, aún peor, no va a tener ningún remordimiento por ponerte verde a tu espalda. Así que, este 2012, valora más a los amigos y no sufras nunca por los "amigos". "Amigos" hay muchos, y Amigos se pueden contar con los dedos de una mano, los segundos son los que de verdad valen, los que de verdad debes cuidar y los que te quieren y debes querer; al resto que les den. Eso, o vas a terminar aplastado a pisotones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada