sábado, 27 de febrero de 2016

Año atrás

Hace un año mi vida empezaba a ir a peor y a peor... Y justo ahora, todo va al revés, empiezo con lo bueno. Hacen falta malos momentos para valorar los buenos y aquí estoy: preparada para disfrutar. Después de algo muy malo viene algo muy bueno, puede ser el karma o simplemente el efecto montaña rusa: subida, bajada, subida, bajada... Después de lágrimas, toca sonreír; no hay más.

A. Masip


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada