lunes, 1 de febrero de 2016

Febrero

No sé si os habéis parado a pensar que ha pasado ya un mes de los doce del año, un mes de invierno sin invierno, ni un copo de nieve y llega el Febrero de los felices enamorados, un año más, semanas antes y ya se habla de San Valentín por todas partes, vamos a vomitar, vomitar palabras digo.

Nunca he querido celebrar San Valentín, si quieres a alguien lo demuestras todo el año, no un día impuesto por la sociedad, pero tampoco he tenido la elección de decir que no a celebrarlo con alguien. Lo encuentro el día menos romántico del año, es un simple alardeo del amor, que en la mayoría de los casos, caunto más alardeado, más falso llega a ser. Creo en el amor, no en el capitalismo, las tiendas de flores, las de bombones o las empresas de condones. Que si tienes pareja, muy bien que tengas un detalle con esa persona, pero si lo haces que sea por elección própia, no por simple compromiso.

Y, creedme, no es envidia; la soledad llega a ser tan dulce como cutro bombones de xocolate en forma de corzón, es más dulce que tener a alguien sin sentir nada. He visto más amor en los ojos de solteros enamorados que en algunos que dicen estar felizmente emparejados. Hay quién celebra San Valentín en silencio, desde su punto de vista, sin esperar ni flores ni corazones, simplemente esperan ver feliz a quién quieren, en silencio, a lo lejos. No hay amor más puro que el que no ha sido usado. Y de tan triste es precioso.

A disfrutar de Febrero desde el lado opuesto a la sociedad, hay quién tiene citas con el médico, se autoregala unas gafas nuevas y escribe más pensando en ti que en mí.

A.

'La soledad es el parque con el tobogán más largo del mundo'
                                                                S. Carrión

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada