lunes, 20 de febrero de 2012

Esa bonita sensación de que has pensado o hecho algo con toda la ilusión y dedicación del mundo por alguien y después van y te hacen ver que quizá no lo merecen y te entran ganas de desacerlo todo, pero ¿que más da? si Anna siempre seguirá haciendo cosas así aunque más de la mitad de veces reciba todo lo contrario a cambio. Después no entiendo porque me siento mal, en realidad no quiero entenderlo. Toma autocritica... aunque lo reconozca seguiré así, no sirve de nada.
Va siendo habitual una entrada por día... Aunque ya pase bastante de twitter, msn y facebook... el blog no lo dejo, en realidad escribir me aclara las ideas y aquí nadie me juzga, en los otros sitios ni notaran mi ausencia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada