lunes, 27 de febrero de 2012

Siempre para lo que necesite voy a estar. Que me pida lo que quiera, lo haré. Intento tener detalles que le gusten aunque a veces no funcione... Me alegro de que sea feliz. ¿Que pido a cambio? Nada.
¿Por esto me llegaría a odiar alguien?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada