lunes, 22 de septiembre de 2014

Letras sucias

Muchas veces sorprenden las preferencias de la gente, las de los tíos que se creen hombres y la cagan como críos, en especial. Mejor alguien que te folle bien a esa que te demuestre sin palabras que te quiere. Mejor que la chupe bien a que te escriba frases cargadas de sentimientos. Mejor una que tenga unas grandes tetas a alguien que sea capaz de hablarte con los ojos. Mejor un buen culo a una que te regale abrazos. Mejor que te haga correrte en vez de ser capaz de dedicarte lágrimas y, aún así, seguir queriéndote. Yo contigo nada serio que no busco eso y a los dos días con otra hallan el amor de su existencia. Triste clasificar entre prioridades y opciones a mujeres, y elegir entre ellas como artículos en una tienda.

He vivido cambios de este estilo, lo que pueden doler y el asco que me llegan a causar no entra ni en mil párrafos; he visto poseedores de las segundas mencionadas y las han mandado a la mierda por  las primeras; y si eso para ti es amor, que te follen y disfruta pero no será conmigo, ni de lejos te sigo. ¿Qué clase de 'persona' rechaza el dejarse querer por alguien que tan solo lleva buenas intenciones y ganas de hacerla feliz? Aquí poeta no pierde corazón para solo ser follada, este órgano vale demasiado para ser lastimado por solo cuatro polvos, solo se arriesga a ser herido si existen sentimientos reales de por medio, y aún así, no merece ni una sola cicatriz más... Que ya estoy hasta los huevos que no tengo; lo que tengo es corazón y aquí importa una mierda.

Escribiré limpio cuando la sociedad se vacíe de tantos superficiales, egocéntricos e insensibles de mierda, cuando algunos lleguen a usar a la vez, y por igual, su polla, cerebro y  corazón; quizá si lo intentaran no la cagarían tanto y el 'amor' no sonaría tanto a pura mierda. Y puestos a hablar sucio, me suda el coño quién lo lea, lo que crea o interprete. Si de un día para otro hay gente capaz de cambiar de persona a quien follarse sin miramiento alguno, imaginad lo que pueden llegar a sudar de todo y el pasotismo del que está cargado esta sociedad sin empatía alguna; lástima que aquí el que tiene sentimientos es el más jodido y esta vez en el buen sentido del verbo, por desgracia.

¿Sacrificar el corazón a cambio de cuatro orgasmos? Ni de coña, no es romanticismo ni cursilería, es ya cuestión de dignidad; el follarte a alguien sin quererlo es apuñalar un corazón. Poeta dolida sin merecerlo, sin explicación ni disculpa alguna, escribe mejor sola entre lágrimas que follando a oscuras sin sentir cariño en cada beso.


'Mientras unos prueban mil "amores", otros buscan tan solo uno real'

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada