domingo, 21 de septiembre de 2014

Me creí rica, multimillonaria más bien, hasta que me llegó la factura de recuerdos con el precio que tuve que pagar por quererte; me arruiné. Es realmente verdad que lo más cruel que puedes hacerle a una persona es hacer que se enamore de ti, si no piensas corresponderla; lo que duele que te hagan eso no entra ni en mil poemas de tristeza. Y el problema fue que te 'enamoraste' de mis flores, no de mis raíces, y cuando vino el otoño, no supiste qué hacer; patada al árbol y te largaste a otro jardín. Yo ya terminé de cavar la tumba, ahora me vuelvo a enamorar.

'Ho incontrato il tuo sorriso dolce, con questa neve bianca adesso mi sconvolge'

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada