sábado, 20 de septiembre de 2014

No hay color precioso que supere la belleza del brillo de tus ojos.
No existe adicción más grande que el perfume de tu piel.
Las canciones de amor pierden sentido al lado de tus frases en mi oído.
A tu lado los versos de Neruda quedan en ridículo, las frases de Bécquer pierden valor.
El sabor de tus labios y las caricias de tus dedos no tienen nada que envidiar al cielo.
Puestos a comprar, tu nombre equivale a la definición de amor.
No hay mariposas que se atrevan a quedarse al ver tan fuertes sentimientos.
No se halla poema capaz de describirte. Tú, solamente tú.


'Báñate en mis ojos, que se joda el mar'

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada