domingo, 13 de noviembre de 2011

Buenas noches...

Tumbarse en la cama con la intención de dormir, abrazarse al cojín y cerrar los ojos. Quizá después de un buen día ese es un gran momento, dejarse llevar por los dulces sueños... pero cuando en tu cabeza no hay más que preocupaciones empiezas a darle vueltas a todo, a pensar y pensar hasta que dejas caer tus lágrimas sobre el cojín y te duermes poco a poco...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada