miércoles, 30 de noviembre de 2011

Lo más duro es tener que poner buena cara cuando algo te duele, tener que sonreír cuando por dentro te estas muriendo de ganas de echarte a llorar quizá... Pero a veces es mejor callarse algo antes que complicar la situación, o a lo mejor no pero no somos capaces de decir nada por no hacer daño a personas que queremos. Es preferible sufrir tu antes que dar problemas a personas que no se los merecen.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada