lunes, 14 de noviembre de 2011

Un detalle vale más que mil palabras.

Darle vueltas a todo, yo solo me dedico a eso, a pensar y pensar... La más mínima tontería puede darme para mucho y no se lo recomiendo a nadie fijarse tanto en tantos detalles, un poco si pero sin pasarse... Si sobrepasas ese límite puedes terminar rayandote por tonterías, y a veces sin sentido. Pero tampoco me voy a pasar al otro extremo de pasar de todo, sería muy poco habitual en mi... y es que como miles de veces digo mi corta vida se construye a base de pequeños detalles.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada